El sedentarismo: un enemigo mortal a la hora de emprender

Vivimos en unas sociedades donde nos volvemos un poco más sedentarios cada día y somos testigos de la aparición de muchas enfermedades por culpa de este estilo de vida. Por desgracia la gente no suele hacer nada al respecto hasta que las consecuencias se hagan más insoportables provocando:

  • Cansancio y estrés
  • Trastornos en la digestión
  • Propensión a la obesidad: Poniendo a parte algunas otras razones de la obesidad, si no gastas las calorías que consumes inevitablemente estas se almacenan como grasa en tu cuerpo aumentando el volumen.
  • Debilitamiento óseo
  • El aumento del colesterol en las arterias y venas,
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Dolores en distintas áreas del cuerpo sobre todo en el cuello y espalda.
  • Desgarros musculares,
  • tirones de tendones.

No es que sea tarde para hacer algo en respecto pero es desagradable tener que pasar por estas situaciones.

El sedentarismo es como ya lo sabrás el estilo de vida más cotidiano y frecuente en la ciudades modernas donde todo esta pensando para el confort, la comodidad al máximo. También con el avance de la tecnología, vemos cada vez más puestos de trabajo favoreciendo este estilo de vida.

Emprender implica muchas horas de lecturas, seminarios, formación, planificación, etc. muchos emprendedores incluso promueven estar enfocados en los proyectos trabajando largas horas sin descansar. Muchas veces, no tenemos tiempo, ni ocasión para un poco de ejercicios físicos o pensamos que ya tendremos tiempo en un futuro cuando los negocios estén bien y que no haya preocupaciones. Desde luego que es un error ya que emprender requiere mucho esfuerzo y nos encontramos la mayoría de las veces en estancamientos. Por lo que estoy más a favor de una buena planificación para trabajar de forma más inteligente. No dejes a mas tarde nada que tenga que ver con tu salud física. De nada te servirá alcanzar todo el éxito del mundo si tu estado de salud física y mental no te permite disfrutarlo. No hace falta ser un genio para deducir que el sedentarismo no contribuye a nada bueno en tu vida, por lo que cabe preguntarse cómo tratarlo o evitarlo?
Basándome en experiencias propias, destacaré unas pautas que tu podrás seguir o adaptar a tus circunstancias:

  1. Sin excusas: Si quieres encontrar excusas para no hacer ningún cambio siempre las encontrarás. Todos tenemos muchas excusas validas pero la diferencia esta en no usarlas si queremos llevar a cabo algún cambio importante.
  2. Crear tiempo: “No tengo tiempo” es una de las frases más comunes hoy día como si algunos tuvieras más de 24 horas al día. Todos tenemos las mismas 24 horas y solo es cuestión de gestionarlas mejor para priorizar las cosas importantes. Despertar una hora más temprana de lo habitual es una de las mejores formas de tener a favor más tiempo para dedicar a otras cosas como el deporte, el Yoga, la lectura, la meditación, etc. antes de empezar el día.
  3. Replantea tu forma de trabajar: Hay algunos que pasan más de 7 horas sentados delante de un ordenador cada día de la semana. La solución es usar un standing desk a menudo o desplazarse por lo menos cada dos horas para hacer estiramiento y/o tomar aire fresco.
  4. Replantea tu medio de transporte: en las ciudades modernas tenemos muchos medios de transportes como el metro, coche, bus, taxis, tranvías, teleféricos, segway pt, patinetes eléctricos, etc. optar por la bicicleta o caminar el máximo posible pueden aportar unos cambios muy interesantes.
  5. Replantea las quedadas con amigos: quedar con los amigos es desde luego algo muy importante teniendo en cuenta que el ser humano es un animal social. Hacer una caminata entre amigos, ir al gimnasio juntos, ir a correr, ir a jugar a algún deporte (pádel, baloncesto, tenis, futbol, etc.)
  6. Practica un deporte que te gusta: Practicar algún deporte que te encanta es desde luego la forma ideal para gastar las calorías que consumes sin sufrir en el proceso. Recomiendo algo que sobre todo te permite ser más funcional.

Para mi, ser emprendedor es un estilo de vida y siempre lo disfrutaremos mucho más y tendremos un mejor rendimiento si excluimos el sedentarismo.