Cómo actuar frente al fracaso

¿Alguna vez, te has preparado para un examen, una entrevista o un proyecto y al final no ha salido bien? A pesar de haberte esforzado todo lo que puedas y con toda la presión del mundo, y aun así no lo has conseguido…
La gran mayoría de nosotros ha vivido en algún momento algo parecido y la sensación es desde luego muy desagradable. La gente suele precipitarse en busca de una explicación y termina por encontrar una excusa y casi siempre es para no culpabilizarse, lo que hace que desaprovechamos de la ocasión para aprender algo nuevo, algo necesario.
En la vida existen fracasos y/o contratiempos que nos pueden desde luego desmotivar, hundir y machacar para hacernos sentirnos muy pequeños ante una situación. Hay que saber cómo actuar ante tal situación sino es cuando mueren nuestros sueños más interesantes. Aunque duele, cabe destacar que el fracaso es a veces lo que necesitamos para darnos cuenta de otra realidad y de las ganas reales que tenemos para conseguir algo.
El miedo al fracaso paraliza, estresa y nos hace comer el coco pensando en miles de imposibilidades. Aunque existen métodos para convertir el miedo en aliado, la realidad es que cuanto más miedo tengamos más difícil será llevar a cabo nuestras tareas y no es algo que debamos permitir si queremos vivir mejor.
¿Qué podemos hacer para evitar este miedo descontrolado? qué hacer para no estresarse y tener la claridad que necesitamos para afrontar la situación? sobre todo qué hacer cuando simplemente no funcionan las cosas y estamos frente al fracaso?
Estas son las preguntas que intentaré contestar para ayudarte a aprovechar de estos momentos que tarde o temprano suelen surgir en la vida. Recuerda que tu cerebro reptiliano está diseñado para protegerte de todo peligro y por esto se desencadena todo un mecanismo de defensa ante una situación desconocida, ante algo nuevo ya que ayuda a que estés listo para huir o atacar. El único problema es que no parece distinguir los peligros de muerte de los peligros de hacer el ridículo o simplemente del desconocimiento a la hora de salir de la zona de confort. Por esta razón no debemos reprimir nada sino intentar entender, razonar para que podamos actuar de la forma más adecuada.

Cómo actuar ante una situación que te provoca miedo, incertidumbre, estrés, etc.?
Basándome en experiencia propia y en os libros que he leído al respecto, lo primero es hacerte esta pregunta: ¿Cual es lo peor que puede pasar? Es una pregunta sencilla pero ayuda a evaluar la realidad bastante bien para calmar tu cerebro y afrontar la situación correctamente.
Segundo, ten en cuenta que al estar estresado la tensión actúa sobre los músculo del cuerpo y a veces las ordenes del cerebro no llegaran correctamente a destino por lo que es necesario encontrar la forma de relajar los músculos y respirar con normalidad. El pensamiento actúa sobre el cuerpo y el cuerpo también puede actuar sobre el pensamiento. Céntrate en tu respiración, asegúrate de tomar bastante aire fresco. Un masaje o algún deporte puede ayudarte a liberar la tensión de los músculos.

Cómo actuar justo después de haber fracasado? o mejor después de haber tenido un contratiempo?
A notar que prefiero miles de veces hablar de contratiempos en vez de fracaso por el simple hecho de que el fracaso es fracaso si dejamos de intentar. Por ejemplo, un estudiante que haya ido a un examen varias veces y no lo aprueba, una persona que busca trabajo y ha ido a varias entrevistas y no lo consigue, un emprendedor que busca inversor y no consigue nada a pesar de haber hecho una súper presentación, etc. todos estos resultados son contratiempos si seguimos intentándolo ya que lo conseguiremos en algún momento por que cada contratiempo no prepara un poco mejor para la próxima ocasión si aprendemos de nuestros de la situación.

Si has tenido algún contratiempo, hazte esta pregunta: ¿Qué es lo que necesito aprender de nuevo para superar esta etapa? Ten en cuenta que debes enfocarte en ti ya que solo así podrás resolver tus problemas.
A recordar:

“Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender.” .- (Charles Dickens)